Main menu

¿Cómo crear una muy buena contraseña y no morir en el intento de recordarla?

Como crear una contraseña segura

Twitter, Facebook, correo, banca online, foros, chats, trámites administrativos… hoy en día todo requiere una contraseña, y de lo buena que sea depende que tengamos una experiencia agradable y super práctica en el uso de todas estas moderneces que nos facilite mucho la vida o por el contrario que se convierta en una auténtica pesadilla.

Si alguien se apodera de tu contraseña en cualquier sitio, para dicho sistema y a todos los efectos eres tú, y por lo tanto todo lo que haga, para todo el mundo lo habrás hecho tú. Esto incluye movimientos económicos si es la del banco, actividad en redes sociales, solicitud de información sensible (administraciones públicas), etc.

Una de las primeras cosas que tienes que hacer, es tener una buena contraseña que proteja de la mejor manera posible el acceso a todos estos sistemas.

Sin entrar en políticas de seguridad excesivas, ahí van unos cuantos consejillos para crear una buena contraseña

 

  • Nada de datos personales, ni siquiera combinados o invertidos: Alguien interesado en obtener nuestras contraseñas, lo primero que probará será con datos personales y combinaciones de los mismos.
  • No usar palabras reales. Buscando un poco (no mucho) en Internet, se pueden encontrar programillas que dado un archivo de texto, prueban las palabras como contraseñas. Por supuesto tampoco cosas como “qwerty”, “12345678”, etc
  • Que tenga al menos 8 caracteres. Si es más mejor.
  • Que tenga al menos una mayúscula, una minúscula y un número. Y si se introducen símbolos (@, #, $, -… ) mejor aún.
  • Y por supuesto, MEMORIZARLA, Las contraseñas no se apuntan.

Con estos consejos, y más que podemos aplicar, tendremos contraseñas del estilo a estas:

  • E1ldLMdcn
  • DatcaMeM
  • V2e1myscedm

Todas cumplen las premisas anteriores, pero ¿y cómo me acuerdo yo de esto para no tener que apuntarlo?

Muy fácil, ahí va el truco…

1.- Elige una frase de una película, canción, chiste que te guste y te llame la atención

2.- Toma la primera letra de cada palabra

3.- Cuando en la frase la palabra empiece por mayúscula (principio de frase, nombre propio…) usarás la mayúscula en la contraseña.

4.- Para usar números, si en la frase hay palabras que indican números, la sustituyes por su número, , por ejemplo “un” o “una”

Así las contraseñas anteriores.

  • E1ldLMdcn: En un lugar de La Mancha de cuyo nombre
  • DatcaMeM: Dale a tu cuerpo alegría Macarena, eeeeey Macarena
  • V2e1myscedm: Van dos en una moto y se cae el del medio

Si ya queremos rizar el rizo, podemos sustituir la “a” por la “@”, la “S” por el “$” o ciertas letras por su parecido con los números la “E” por la “3”, la  “A” por el “4”, la “o” por el “0” (cero)…

Así nos quedarán contraseñas como “P@ssw0rd”, “Cl4v3$3gur4” o “C0ntr@s3ñ@”

Con esto podemos tener la seguridad de tener una contraseña que no se nos olvidará, válida en el 99% de sistemas y casi a prueba de bombas, porque la única forma de romperlas será mediante fuerza bruta, es decir, probando una por una todas las combinaciones posibles. Si tenemos una contraseña de 8 caracteres, donde se admiten mayúsculas (26 elementos), minúsculas (26 elementos) y números (10 elementos), se pueden obtener 218 billones de contraseñas posibles (variaciones con repetición de 62 elementos agrupados de 8 en 8). Si añadimos símbolos como @,#, etc, nos darían casi 18 trillones de posibilidades, y alargando la contraseña a 9 caracteres, llegaríamos a casi 5.000 trillones.

A partir de aquí sólo tienes que tener cuidado de que no vean cuando la escribes, no decírsela a quien no debes y todas esas cosas de sentido común.

 

No me seas tacaño, ¡¡¡comparte!!!

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar